¡Que Te Lo Solucione El Poema! - Taller de escritura creativa

¡Que te lo solucione el poema! - Taller literario
Escritura creativa

Inicia: Viernes 12 de julio

Días y horarios: Viernes de 19 a 21

Duración: 2 encuentros 

Costo: $700 todo el taller (+10% con tarjeta de crédito)

Seña: $200

Inscripción: jota.acostag@gmail.com / huellabotanica@gmail.com 

'¡quete!' es un taller que se está dictando desde abril en el noroeste argentino (desde junio, también online a todo el país). Chaco y Corrientes, con su flora, fauna, clima, matices propios de un lugar mágico e inexplicable trajeron consigo toda una forma de escribir y plantearse ante el afuera propia. Había allí muchas voces que aún no habían sido volcadas en papel: pero debían ser escuchadas. Todo eso que pasa entre un tacurú y otro, a la sombra de un lapacho floreciendo. Ya, a esa altura del año, secándose, dejando sus hojas caer. O por qué no: existiendo también, dos ciudades (Resistencia y la capital correntina) separadas por un bravo río, al que rara vez Buenos Aires mira... pero que desemboca en el De La Plata.

La propuesta inicial fue alcanzar a estos talleristas de todas las edades (desde 17 a 52, y a quiénes quieran acercarse: no hay un límite, no realmente), textos cortos, de 'autores consagrados' (locales e internacionales), como puntapié. Pero sobretodo (y lo más importante): 'autores nacionales contemporáneos'. Tras una convocatoria abierta, poetas, escritores, artistas de carne y hueso, donaron al espacio su material, y allí fueron leídos, en poquitas carillas llenas de sentimientos. Inspiración: de todas partes del país dejaron ver que, sin importar la edad, ser escritor, ser una persona que escribe, se puede.

Pero leer no es lo único que se hace en los encuentros, no: por el contrario, los textos disparan consignas. Lo que más se hace es escribir. Y se escribe en el género que a uno más cómodo le quede, en prosa, narrativa. Se escribe desde las tripas y sin anestesia. Se escribe con cautela, para quienes aún no lo hagan y estén dando unos primeros pasos. Se comparte si se quiere. Se pone en común y se lo disfruta.

Escribir, realmente, como acto catártico, como acto posesivo, como acto inconsciente (ojalá, lo máximo posible) es inmortalizar "algo". Lo que sea: situaciones, personas, momentos. Conversaciones.
Los seres humanos somos finitos (por suerte). A veces no entendemos lo que vinimos a hacer al mundo. Pero escribir: es dejarle "algo" a ese mundo, para siempre.

Durante dos encuentros, '¡quete!' en Capital Federal, "importado", si se quiere, cerrando ciclos, trayendo un poco de allá, regando en Huella Botánica eso que en Buenos Aires, y quien lo dicta, siempre existió, no se trata de resumir el taller original, sino readaptarlo a un nuevo formato: hay, sí, en la condensación, destellos, retacitos, de esos textos originales iluminaron las clases en el noroeste. La propuesta porteña es tomarlos para sacar todo eso que tengamos adentro.

La cuestión es animarse. 

Dicta: Julieta Acosta
http://facebook.com/jota.vantablack
http://instagram.com/jota.vantablack

Compartir: